El lunes guardábamos un muy respetuoso minuto de silencio en honor a todos los fallecidos en París en el atentado de la noche del viernes 13 de Noviembre. Esta violencia, tan dolorosa para tantos inocentes, nunca debería producirse.